Ahora son líderes en derechos

Como parte del proceso integral de atención a personas en necesidad de protección internacional, RET en Costa Rica imparte capacitación para que las personas refugiadas y solicitantes conozcan sus derechos. 

El liderazgo que ejercen las personas participantes de este ciclo de formación tiene efectos muy positivos tanto para ellas como para las comunidades de acogida. Se trata no solamente de ofrecerles información sobre los derechos que tienen en el país que los recibe, a través de las constituciones nacionales y las convenciones internacionales, sino además de prepararles para ser multiplicadores de este contenido e impulsarles como defensores del mismo.

A finales del pasado mes de octubre un nuevo grupo culminó el ciclo de preparación que incluyó lo relativo a ser una persona refugiada, los derechos que tiene dentro de la Ley General de Migración y Extranjería y el Reglamento de Personas Refugiadas, además de explicaciones sobre el proceso de solicitud de reconocimiento como refugiado y especificaciones sobre la documentación requerida a lo largo del proceso.

Fue oportuno el espacio para atender necesidades particulares de información, como la de la población colombiana refugiada en Costa Rica. A este grupo de líderes se les instruyó con respecto a la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras de Colombia, como un elemento de mucho interés a gran parte de la población refugiada en el país centroamericano y en toda la región de América Latina y el Caribe.

A partir de ahora, tanto los refugiados, los migrantes como los nacionales de Costa Rica, cuentan con un grupo más de líderes comunitarios comprometidos con brindar información sobre los derechos fundamentales de la población, así como en apoyar al cumplimiento de los mismos para su disfrute y acceso a la salud, la educación, al trabajo digno, entre otros.

Esta estrategia de trabajo para el empoderamiento de las comunidades y la protección integral, viene desarrollándose con excelentes resultados en otros países de la región como Ecuador y Venezuela. La premisa base es que las personas pueden estar enfrentando dificultades y pasando por períodos de alta vulnerabilidad, sin embargo poseen la capacidad y fuerza suficientes para demandar y proteger sus derechos.

De este modo aumenta la resiliencia en la comunidad y se genera un avance significativo en los procesos de integración.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s